Header
Estamos en una sociedad que libera, como ninguna otra lo ha hecho antes, todas las fuerzas, las potencialidades que dormitaban en el individuo, pero que lleva también a cada individuo a ser solidario con los demás al tiempo que los utiliza. Maurice Godelier

Cada día veo en los portales de empleo más ofertas que son una auténtica estafa. He decidido escribir este post porque creo que esto es algo de lo que debemos advertir a las personas que buscan empleo los profesionales de los RRHH, y porque estoy cansada de escuchar que la gente en España no quiere trabajar, cuando lo que no quiere la gente es ser estafada.

Hay dos tipos de oferta que para mí son un engaño claro:

El falso autónomo

¿En qué consiste? Un falso autónomo es aquel que trabaja para una empresa como un trabajador normal pero al que se obliga a darse de alta en el régimen de autónomos en lugar de darle de alta el empresario en el Régimen General de la Seguridad Social.

Para entender por qué esto es una estafa es necesario conocer los principios de ajenidad y dependencia que implican relación laboral. Se entiende como dependencia situaciones como acudir al centro de trabajo estipulado por el empresario, la utilización de los mismos recursos de la organización o tener un horario marcado por el empresario. Ajenidad se refiere a que el trabajador presta sus servicios al empresario y, por lo tanto, el producto de los mismos pertenece a este último. Se entiende que cuando trabajas bajo las directrices de una empresa eres un trabajador de la misma.

La figura del falso autónomo se da muy a menudo en las ofertas para puestos de comerciales.  En ellas en muchos casos ofertan como beneficios la flexibilidad horaria cuando lo cierto es que no es ningún beneficio, puesto que como autónomo eres libre para organizar tu trabajo como quieras, donde quieras y cuando quieras. No obstante ofertan flexibilidad horaria puesto que si te fijaran un horario se podría demostrar relación laboral al existir dependencia.

El beneficio para la empresa está claro, se ahorra el darte de alta en la seguridad social, con todo lo que eso conlleva. Y el perjuicio es para ti, puesto que no tienes derecho a un salario mínimo, ni a vacaciones, ni a permisos retribuidos, ni bajas por enfermedad o maternidad ni, por supuesto, a una indemnización en caso de que te despidan.

Afortunadamente, si te encuentras en una situación así, no está todo perdido. Puedes demandar esta situación incluso después de haber sido despedido. Así que, ya sabes, si estás trabajando en una situación irregular, recaba pruebas que demuestren que ha existido el vínculo laboral.

Empresas multinivel (MLM)

Al pensar en las empresas con un sistema de negocio multinivel siempre me viene a la cabeza cierta empresa de productos nutricionales y dietéticos que seguro que todos o casi todos conocéis.

No se puede decir que este tipo de empresas oferten un puesto de trabajo ya que lo que suelen publicitar es una oportunidad de negocio. Tampoco se puede decir que sean ilegales, aunque algunas de estas compañías han estado en la cuerda floja varias veces por ser acusadas de ser un sistema piramidal, que sí es ilegal en algunos países. Y entonces, si no es ilegal, ¿dónde está el problema? El problema para mí es que se aprovechan de la ingenuidad y la desesperación de muchas personas que acuden a este tipo de compañías en busca de grandes ingresos.

¿Cómo suelen operar estas empresas? Generalmente no tienen establecimientos donde vendan sus productos sino que se venden a través de una red de distribuidores o vendedores independientes. Por supuesto, para vender estos productos primero tienes que comprarlos y, por lo tanto, hacer una inversión inicial sin saber si vas a tener algún tipo de beneficio por ello. En este tipo de empresas generalmente obtienes ingresos mayores si consigues nuevos distribuidores para la compañía. Ni que decir tiene que en este tipo de negocios suele haber unos pocos que ganan bastante dinero, mientras que hay muchos que ganan poco o que incluso pierden dinero.

Mi recomendación es que huyas de aquellas ofertas en las que te prometen altos ingresos con poco esfuerzo y en las que te piden que hagas una inversión inicial.