Header
En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente. Gibran Jalil Gibran

La semana pasada acudí a un seminario de coaching relacionado con las perspectivas para la búsqueda de empleo. Y si hay algo que me quedó claro sobre los asistentes al mismo es que la gente sigue sin saber cómo buscar trabajo en el escenario actual.

La gente sigue sin enterarse de que el modo en que las empresas buscan nuevos trabajadores ha cambiado, y que, por lo tanto, el modo en que nosotros buscamos trabajo también tiene que cambiar irremediablemente.

No voy a cansarme de decir que abrir Infojobs (o cualquier otro portal de empleo) y apuntarte a todas las ofertas de empleo que haya no te va a dar resultados. La mayoría de las ofertas de trabajo nunca se publican. as que lo hacen son una mínima parte y por lo tanto, si te limitas a buscar empleo entre las ofertas publicadas te estás limitando mucho.

Leyendo el párrafo anterior puedes pensar que entonces lo más adecuado es lanzarte a la calle CV en mano dejándolo en todas las empresas que te encuentres, pero ésta tampoco es una manera eficiente de buscar trabajo. ¿Por qué no? Para empezar, vas a perder mucho tiempo en hacerlo y vas a consumir una serie de recursos en imprimir todas esas copias: recuerda que estás desempleado, así que gastar tu tiempo y tu dinero sin ton ni son no es una buena idea. Por si esto fuera poco, es muy probable que ese CV que has impreso y llevado a la empresa con tanto cariño termine en la persona menos apropiada para el propósito que tienes (recepcionistas, conserjes, ...) en el mejor de los casos y, en el peor, termine en la basura.

Sin duda, lo que más me preocupó durante el seminario era que la gente estaba convencida de estar haciendo lo correcto y de estar esforzándose al máximo. Una de las personas se inscribía a todas las ofertas, fueran de lo que fueran, en lugar de centrarse en un objetivo. Otra persona aprovechó el tiempo de descanso del café (20 minutos) para dejar en empresas de la zona su CV en lugar de hacer networking con el resto de asistentes al seminario. Ambas estaban convencidas de estar buscando empleo de la mejor manera posible. Y no sólo lo hacen de manera poco eficaz, sino que lo están haciendo de forma poco eficiente, gastando muchos recursos y sin obtener el objetivo que pretenden, que es encontrar empleo. Lo peor de todo es que ambas personas eran parados de larga duración que llevaban haciendo la misma estrategia durante todo el tiempo que llevaban en paro.

También me entristeció ver a gente rendirse porque estaba convencida de que no encontrarían trabajo: unos pensaban que era porque eran demasiado mayores y otros pensaban que nadie les daría nunca una oportunidad por no tener experiencia.

Es muy triste ver a gente rindiéndose, independientemente de la edad que tengan, y es que, para sobrellevar la búsqueda de empleo es fundamental tener claro que es una etapa transitoria tras la cual vas a encontrar trabajo. Tener en mente esto hará que incluso disfrutes del camino. Piensa que cuando vuelvas a estar trabajando, en la rutina diaria de un nuevo empleo, en algún momento pensarás en todas las cosas que deberías haber hecho cuando estabas desempleado y que ahora ya no tienes tiempo para hacer. Sin duda, si supieras el día exacto en que vas a comenzar de nuevo a trabajar, aprovecharías más y mejor este tiempo.