Header
No hay secretos para el éxito. Éste se alcanza preparándose, trabajando arduamente y aprendiendo del fracaso Colin Powell

Si llevas mucho tiempo en paro y ya no sabes qué hacer, puede que este post sea para ti. Vamos a intentar abordar la búsqueda de trabajo de una manera diferente. Lo de enviar miles de currículums indiscriminadamente podía funcionar antes, pero sin duda, ya no es así. Tienes dos opciones, seguir enviando miles de CVs y esperar a ver si tienes suerte (¡oye, quizá la tengas!) o en cambio ponerte las pilas y empezar a pensar de manera diferente. Te propongo una serie de pasos para buscar trabajo de otra manera:

  1. Cambia tu CV. Antes se decía que un buen CV tenía que ser discreto, en colores claros… pero seamos realistas, a las empresas les llegan millones de CVs así. En este momento en el que lo que sobran son los candidatos, lo más importante es diferenciarnos. Así que, renueva tu CV, dale un aire fresco y haz que refleje tu personalidad. Se trata de que llame la atención del seleccionador y lo recuerde.
  2. Lo más importante son, sin lugar a dudas, los contactos. La mayoría de los trabajos se consiguen a través de contactos. Por lo tanto, deberías dedicar la mayor parte del día a hacer contactos. ¿Cómo?
    • Si no tienes ya Twitter, abre una cuenta ahora mismo. Twitter se ha convertido en una de las redes sociales donde se publican más ofertas de empleo.  Sigue a gente de tu sector, retwittea contenidos de otros, publica los tuyos propios. En definitiva, intenta dar una imagen profesional de ti mismo.
    • Linkedin. Es la red social laboral por excelencia. Además de hacer contactos como en twitter, en linkedin existen los denominados grupos. En dichos grupos se reúne gente con intereses laborales comunes. Busca grupos de tu sector de interés y participa activamente en ellos.
    • Acude a conferencias relacionadas con tu profesión. En dichas conferencias, además de aprender mucho y reciclarte, puedes conocer a mucha gente interesante. Incluso, puedes conocer físicamente a personas que ya conocías en las redes sociales.
  3. Busca empresas que te interesen de verdad, estúdialas a fondo, síguelas en twitter, en linkedin, acude a las conferencias que den sus empleados y poco a poco haz que se fijen en ti. Cuando estés preparado, incluso puedes enviarles tu currículum, pero tómatelo con calma, tienen que conocerte primero.
  4. Siempre recomiendo esto, no me cansaré de hacerlo. ¡Crea un blog! Un blog tiene muchas ventajas: te da visibilidad, muestra tu trabajo, te mantiene al día y te obliga a estar ocupado.

Esto son sólo unos pequeños consejos para empezar. Te habrás dado cuenta de que esto conlleva muchísimo más trabajo que el de simplemente enviar tu cv, cruzar los dedos y rezar a todos los santos que conoces. Sí, lleva muuuucho tiempo y muuuuucho trabajo pero te aseguro que la recompensa merecerá la pena. ¡Suerte y a trabajar!