Header

Cuando hacemos un currículum (CV) para el extranjero debemos tener en cuenta unas cuantas premisas:

  •  El CV debe ser conciso y claro. De nada sirve que apuntes todos los cursos y diplomas que has obtenido cuando la persona que va a ver tu CV no sabe sobre qué son. En cada país las titulaciones son diferentes por eso tiene que quedar claro sobre qué es tu formación y a qué te has dedicado, de forma que se pueda entender en cualquier país del mundo.
  • Emplea expresiones típicas inglesas en vez de hacer una traducción literal desde el español. Puedes hojear CVs de gente extranjera para copiar algunas de las expresiones que más emplean.
  • La carta de presentación siempre es importante pero en el caso de empresas extranjeras es imprescindible.
  • El CV debe ser de una página como mucho dos en el caso de que tengas mucha experiencia.
  • Sin fotografía. En España es prácticamente indispensable que pongas fotografía en tu CV pero no sucede así en otros países. Si añades tu fotografía en el CV para una empresa inglesa es más que probable que se rían de ti.
  • No se deben incluir datos personales como la edad o el estado civil . En Inglaterra tienen muy en cuenta las leyes antidiscriminación y tu CV puede ser directamente rechazado para evitar posibles problemas legales.
  • La formación o experiencia que incluyas debe estar directamente relacionada con el puesto al que pretendes acceder. No añadas algo que no se relacione con el puesto al que optas ya que seguramente juegue en tu contra.
  • No es necesario que uses “I” (yo) en cada expresión, empieza directamente con el verbo en presente, pasado o emplea el gerundio, si pones “I” en cada frase se verá muy repetitivo.