Header

El momento en que te quedas en paro suele ser un momento de shock, sobretodo si no lo esperas como puede ser en el caso de un despido. Suelen venirse múltiples interrogantes a la cabeza del tipo ¿Qué va a ser de mi?¿Cómo voy a pagar el alquiler?o... ¿Y si nunca vuelvo a trabajar?. Ante todo lo más importante es mantener la calma y como suele decirse que no cunda el pánico.

Lo primero que deberemos hacer es acudir al Servicio de empleo de nuestra comunidad autónoma e inscribirnos como demantes de empleo y acudiremos posteriormente al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE o antiguo INEM), suelen estar en el mismo edificio, para solicitar la prestación por desempleo que nos corresponda, en el caso que tenga lugar. No debemos dormirnos en los laureles con estos trámites ya que sólo disponemos de 15 días para hacerlo.

Lo siguiente que debemos hacer es ponernos a buscar empleo, nada de tomarse el paro como si fueran unas vacaciones, si quieres encontrar trabajo deberás empezar a buscarlo lo antes posible ya que cuanto más tiempo pasas en el paro más difícil es encontrar un empleo y más aún en tu sector.

¿Cómo afrontar la búsqueda de empleo? Siguiendo los siguientes apartados:

  • Márcate un horario para buscar trabajo. Suele decirse que la búsqueda de empleo es un trabajo en sí mismo.

  • No te acuestes ni te levantes tarde, ya que si lo haces con el tiempo comenzarás a sentirte apático.

  • Arréglate y sal a la calle. No ganas nada quedándote en casa con el pijama puesto.

  • Relaciónate. Una gran parte de los empleos se consiguen a través del boca a boca por lo tanto no descuides tus relaciones sociales pueden ayudarte a encontrar tu próximo empleo.

  • No dudes en pedir ayuda a tus contactos. Como ya hemos dicho en el apartado anterior los contactos son una buena manera para encontrar empleo por lo tanto haz que todos tus conocidos sepan que buscas empleo de manera activa, de esta forma es muy probable que cuando sepan de algún trabajo se pongan en contacto contigo.

  • Procura mantener el contacto con tus colegas de profesión, ellos estarán al tanto de las ofertas que se muevan en el sector.

  • Internet. Actualmente la forma de buscar trabajo ha cambiado radicalmente, antes era necesario que imprimieras cientos de currículums y te dedicaras a ir empresa por empresa a dejar una copia. Hoy en día, aunque la antigua forma sigue siendo válida, es más efectivo que mandes tu CV por internet, así te aseguras de que llegue a donde tú quieres, que llegue sin intermediarios y posibles pérdidas. Puedes enviar el CV directamente a la dirección de correo electrónico de la empresa o del departamento de RRHH o bien utilizando las redes sociales y los portales de empleo tales como Infojobs, linkedin o Facebook (En otro artículo hablaremos sobre ellos)

  • Escribe un Blog , te obligará a mantenerte actualizado y estar en contacto con tu profesión,además podrás incluírlo en tu CV

  • Fórmate. Aprovecha ahora que tienes tiempo para formarte y reciclarte. Te ayudará a sentirte activo y a volver al mercado laboral reforzado.

  • Aprovecha la oportunidad. Perder tu empleo ha sido un contratiempo pero eso no significa que no puedas sacar provecho de ello. Quizá sea la oportunidad de encontrar un empleo mejor, cambiar de sector o incluso ¡crear tu propia empresa!